Petróleos de Venezuela adquirió la participación minoritaria en una empresa conjunta de petróleo de GPB Global Resources, una compañía de energía privada fundada por exfuncionarios de Gazprom, según cuatro personas con conocimiento directo.

El multimedios financiero neoyorquino Bloomberg señala que la estatal venezolana asumió la participación de 40 por ciento en la empresa Petrozamora en agosto y reemplazó a la junta directiva luego de notificarlo a GPB con una carta, tomando el control total del activo.

No está claro si a GPB se le ofreció una compensación o si está en negociaciones con PDVSA luego de ser notificado de los cambios en el proyecto. GPB tenía el control operativo de la empresa, lo cual es raro en Venezuela, incluida la gestión de las finanzas de la sociedad.

Ni las autoridades de PDVSA ni GPB respondieron a las preguntas hechas al respecto.

Si bien GPB es una empresa de capital cerrado constituida en los Países Bajos, está dirigida por Vladimir Shvarts y dos exejecutivos de la empresa Gazprom con sede en Moscú, Boris Ivanov y Sergey Tagashov, quienes trabajaron para el Gobierno ruso en el pasado.
Nuevo titular

La semana pasada, PDVSA designó a Erick Pérez como nuevo titular de Petrozamora y se hizo una primera reunión de directorio sin los funcionarios de la GPB, dijeron las personas. Pérez también se desempeña como vicepresidente de Exploración y Producción, viceministro de Petróleo y jefe de la filial del Gobierno que se asocia con empresas extranjeras.

La subsidiaria local de GPB es conocida como Gazprombank Latin America Ventures. GBP adquirió la participación en Petrozamora de la rusa Gazprombank en 2019. En 2013, Gazprombank dijo que invertiría mil millones de dólares en el proyecto, un año después de firmar un contrato de 25 años con PDVSA.

La industria petrolera de Venezuela está luchando por estabilizar la producción en alrededor de 700 mil barriles por día después de las sanciones y una serie de salidas de empresas extranjeras, incluidas Rosneft Oil, Equinor y las perforadoras Baker Hughes y Halliburton. En 1998, el país sudamericano produjo hasta 3,4 millones de barriles.
Buscan aumentar el suministro interno

Al hacerse cargo de Petrozamora, PDVSA tiene como objetivo aumentar el suministro para su mercado interno, enviando la producción del campo a su refinería más grande, el Complejo de Refinación Paraguaná, cerca de 320 kilómetros al norte, según una de las personas.

El proyecto se encuentra en el estado Zulia, y solía suministrar alrededor de 10 por ciento de la producción interna de crudo utilizando modernas plataformas que resulta inusual encontrar en otras partes del país. La oferta del campo se redujo a alrededor de 28 mil barriles por día desde aproximadamente 120 mil barriles por día hace seis años, ya que las sanciones de EEUU dificultaron que la empresa encontrara compradores para el crudo.

En su apogeo, la empresa suministró crudo a la refinería de Nynas en Suecia, controlada por PDVSA. Después que las sanciones de EEUU afectaron la estatal venezolana en 2019, Nynas también se convirtió en un objetivo. Una reestructuración siguió y PDVSA redujo su participación y detuvo los envíos desde Petrozamora.

Tanto PDVSA como GPB están sancionados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros de EEUU.

Con información de Bloomberg

Por notiarepa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *