Horacio Pietragalla,secretario de Derechos Humanos, fue denunciado en los tribunales de Comodoro Py por su crecimiento patrimonial, que superó el 2300% en los últimos dos años. La denuncia por enriquecimiento ilícito, realizada por la abogada Silvina Martínez, quedó a cargo de la jueza María Eugenia Capuchetti.

Tal como publicó LA NACION, los bienes de Pietragalla crecieron un 2300% entre 2018 y 2019, según las declaraciones juradas que el funcionario entregó a la Oficina Anticorrupción (OA). Pietragalla declaró a principios de 2018, cuando se desempeñaba como diputado nacional, activos por $425.000, siempre según la información presentada ante la OA. A finales de 2019, su última presentación disponible, sus activos habían escalado a $10,5 millones. Desde el entorno del funcionario aclararon que la diferencia patrimonial se justifica con la diferencia de las valuaciones fiscales de los nuevos inmuebles que adquirió en 2019.

Cuando cerró el ejercicio 2018, el patrimonio declarado por Pietragalla estaba compuesto por una casa de 50 m2 en la ciudad de Buenos Aires y una camioneta Chevrolet Captiva. En el transcurso de ese año entraron 84.000 dólares a una caja de ahorro a nombre del funcionario que milita en La Cámpora. Desde su entorno aclararon que el ingreso de esos dólares fue la seña correspondiente a la venta de su casa en el barrio de Liniers que Susana Riarte -la compradora- le entregó en diciembre de 2018. La operación se concretó, detallaron, con la escritura firmada en marzo de 2019.

Riarte, una mujer de 42 años con domicilio en la localidad de Ciudad Evita, fue inscripta como monotributista ante la AFIP, pero el organismo la dio de baja porque no pagó los impuestos en los últimos tres años, según consta en los registros oficiales.

La venta de la propiedad se vio reflejada en la declaración jurada de Pietragalla correspondiente al ejercicio 2019. El secretario de Derechos Humanos ya no declaró ese inmueble de 50 m2 en Capital, pero ingresó otros dos inmuebles: compró una casa en Ezeiza de 208 m2 y un departamento en la ciudad de Buenos Aires de 66 m2, según la información.

La casa en Ezeiza fue declarada por $6,4 millones y el departamento en Capital por $3,1 millones, cotizaciones acordes a las nuevas valuaciones fiscales, pero todavía lejos de los precios de mercado. Pietragalla declaró, entonces, nuevos activos por más de $9 millones y pagó la deuda correspondiente a la seña por la venta de su casa (otros $3,1 millones) en 2019. Sus ingresos durante todo ese año fueron de $2 millones.

Pietragalla, un dirigente kirchnerista de alto perfil público, trabajó como funcionario durante los últimos 10 años. Además de sus sueldos como funcionario público, Pietragalla percibe desde 2012 la indemnización para los hijos de desaparecidos durante la última dictadura militar.

Asumió como diputado nacional en 2011, tuvo un breve paso por el Archivo Nacional de la Memoria en 2015 para luego desempeñarse como secretario de Derechos Humanos en la provincia de Santa Cruz desde 2016. Años más tarde volvió a asumir como diputado nacional y cuando Alberto Fernández desembarcó en la Casa Rosada lo convocó para hacerse cargo de los Derechos Humanos a nivel nacional, donde alcanzó notoriedad por impulsar la liberación del exsecretario de Transporte Ricardo Jaime, detenido por causas de corrupción.

Por notiarepa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *