Desde La Casona, antigua residencia presidencial, una delegación del ELN anunció el reinicio de los diálogos con el gobierno de Colombia. En el evento están presentes representantes de la Iglesia católica, además de Noruega y Cuba como países garantes.

En unas primeras declaraciones, las delegaciones anunciaron en la rueda de prensa que se reinstalará la mesa de diálogo a partir de la primera semana de noviembre de 2022 y se retomará la agenda que se había logrado en 2016.

El domingo se conoció que la delegación del ELN que estaba en Cuba salió de la isla y se trasladó a territorio venezolano.

El gobierno de Nicolás Maduro, país garante de las negociaciones entre el Ejecutivo de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), celebró el «cumplimiento de los protocolos acordados» entre ambas partes para la reanudación del diálogo, interrumpido desde 2019.

Los últimos diálogos con esta guerrilla comenzaron en febrero de 2017 en Quito, desde donde fueron trasladados a La Habana al año siguiente. Poco después quedaron estancados al inicio del gobierno de Duque (2018-2022) y congelados definitivamente tras un atentado de esa guerrilla contra la escuela de la policía en Bogotá en enero de 2019, donde murieron 23 personas y cerca de un centenar resultaron heridas.

Con la llegada del nuevo gobierno que encabeza Gustavo Petro se reactivaron los acercamientos.

El 13 de septiembre, Maduro aceptó la petición que, aseguró, recibió el día anterior en una carta de Petro de ser «garante de las negociaciones y de los acuerdos de paz de Colombia» con la guerrilla del ELN.

Por notiarepa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *