El Gobierno alemán declaró hoy la segunda fase del plan de emergencia del gas, es decir, el nivel de alerta, ante la disminución del suministro de gas procedente de Rusia y los elevados precios, al tiempo que aseguró que la seguridad del abastecimiento sigue garantizada.

«El gas es a partir de ahora un bien escaso», dijo en una rueda de prensa el ministro de Economía y Clima, el verde Robert Habeck, quien agregó que aunque actualmente la seguridad del suministro está garantizada, no hay que confiarse.

EFE

Por notiarepa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *