Diez meses pasaron, para que René Pérez Joglar, conocido en el medio artístico como Residente, se volviera a encontrar con su amado hijo Milo.

La pandemia los alejó, mucho tiempo, según ya había comentado el cantante y compositor boricua, que no veía la hora de volver a abrazar a su hermoso hijo Milo, a quien dedicó un post en el mes de junio, justo para la celebración del Día del Padre, con un recuento de la vida de su más grande inspiración.

Milo está radicado en Argentina con su madre la modelo Soledad Fandiño y por la pandemia del COVID-19, se prolongó sus frecuentes encuentros, mientras tanto solo debían conformarse con una videollamada, pero justo para Navidad y año nuevo, el corazón de René dio un nuevo giro, su hijo Milo por fin fue a visitarlo.

 

«Luego de 10 meses sin poder verte viniste a enseñarme como es que se aprende…», escribió René en su cuenta acompañada de una foto en las ambos están de espalda, contemplando la inmensidad del mar.

Desde ese día René no ha vuelto a postear nada, pero estamos seguros, que pronto volverá para contar las travesuras y la experiencia de este dulce reencuentro.

 

 

Por notiarepa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *