A 9 días de unas votaciones convocadas para escoger un nuevo parlamento, y cuyos partícipes afirman servirán para mejorar la economía de Venezuela, los números del país se hunden. En las últimas tres semanas la moneda nacional, el bolívar, se ha devaluado en más de 60% y la hiperinflación ha empinado su alza.

“Todo bolívar que entró a la economía es un bolívar que no va a la banca o no va a comprar activos financieros en la bolsa. Todos esos bolívares salen corriendo para comprar divisa”, dice a RFI el economista Luis Oliveros.

La consultora Ecoanalítica estima que la inflación cerrará en 1.800% este año, de la más alta del mundo, en un país en el que el gobierno de Nicolás Maduro se ha quedado sin capacidad de brindar respuestas efectivas.

“Ya el PIB de Venezuela, venía cayendo desde los últimos cinco o seis años. Ante esta realidad con la pandemia, al no ver un estímulo fiscal, la economía pues va mucho más al declive”, dice a RFI Albani Granado, economista de la firma EMFI Securities.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que ha alabado cierta dolarización pero acaba de anunciar más controles de precios, cree que lo que está pasando tiene otro trasfondo. “Hemos tomado medidas aquí y allá, pero hemos avanzado, retrocedido. Cuando viene elecciones, siempre la guerra económica se recrudece contra el pueblo”, dijo Maduro.

El pasado miércoles el gobierno confirmó que activará un impuesto a transacciones en divisas que pasen por el sistema bancario, aunque la mayoría de los intercambios ocurren sin pasar por él, gracias a una dolarización informal pero extendida.

Hoy la dolarización es el gran tema económico en Venezuela, mientras candidatos al parlamento ofrecen mejorar salarios precarios. Para los expertos, ese camino no promete mayores cambios.

“Tenemos una particularidad: tenemos el problema de las sanciones que nos limitan la capacidad para crecer”, dice a RFI Oliveros. Mientras que la economista Granado agrega que “este es un gobierno que gasta más de lo que el ingresa. No creo que simplemente liberando las acciones, podamos ver un crecimiento de la actividad económica, porque los actores siguen siendo los mismos”.

En las elecciones parlamentarias no participa la oposición mayoritaria del país, y los comicios no son reconocidos por la Unión Europea ni Estados Unidos, además de varias decenas de naciones.

Algunos grupos adversos a Maduro tienen candidatos que afirman pueden ganar lo que los actuales diputados opositores han calificado como pantomima. Entretanto, la economía podría contraerse otro 30%, para llegar a ser el 20% de lo que era hace siete años cuando comenzó su recesión.

Francia Radio Internacional

Por notiarepa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *