El serbio Novak Djokovic no va a disputar el Open de Australia por no haberse vacunado. El número uno del mundo tenía una exención médica, otorgada por el Ministerio de Sanidad australiano tras una polémica decisión pero, al llegar al aeropuerto, el serbio ha sido detenido durante varias horas. Finalmente, las autoridades le han cancelado el visado y le han deportado de nuevo a Serbia.

Djokovic, número uno del mundo, ha cometido un error al rellenar su visado, al no especificar que ha recibido una exención médica para entrar al país, según publicaron medios australianos, y deberá regresar a su país.

Según datos de la ATP, prácticamente el 100 % de los primeros 100 tenistas del mundo han recibido ya las dos dosis de la vacuna, que era requisito imprescindible para entrar a Australia. Por ello, la decisión de conceder una exención a Djokovic ha despertado las quejas de otros tenistas, como Jamie Murray, hermano de Andy, que aseguró que a otra persona menos famosa no le hubieran concedido el permiso.

Serbia se vuelca con Djokovic

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, aseguró que Serbia luchará para defender al tenista Novak Djokovic y que las autoridades del país balcánico están trabajando para que pare «el acoso» al jugador.

Djokovic, número uno del mundo, ha estado retenido en el aeropuerto de Melbourne por un problema con su visado, que al ser solicitado por un miembro de su equipo no tuvo en cuenta la exención médica que ha recibido para poder disputar el Abierto de Australia.

Por notiarepa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *