Hoy se cumplen 39 años de la muerte de Terry Fox, el atleta y activista más famoso de Canadá. Quizás muchos de vosotros no conozcáis su historia, pero ha inspirado a miles de personas por todo el mundo: se trata de una historia de superación, de lucha personal y de ayuda a los demás a través del deporte.

Terry Fox nació en 1958 en Canadá y cuando apenas había cumplido 18 años le diagnosticaron un osteosarcoma: un tipo de cáncer de huesos que le hizo perder la pierna derecha (se trata de un cáncer que suele comenzar atacando la rodilla y que puede propagarse de forma rápida por todo el cuerpo). Fox, que había sido jugador de baloncesto en el instituto, siguió jugando en silla de ruedas (y llegó a ganar tres campeonatos nacionales) y, ayudado con una pierna ortopédica, comenzó a correr con el fin de recaudar fondos para la investigación del cáncer. Y corrió una maratón diaria durante más de cuatro meses.

Instauró lo que él mismo llamó Maratón de la Esperanza, recorriendo Canadá para crear conciencia sobre el cáncer y recaudar fondos para la investigación de la enfermedad. Quería llegar desde Terranova, con costa al Océano Atlántico, hasta Victoria, que linda con el Pacífico, donde al final de su aventura habría recorrido unos 8000 kilómetros. Sin embargo, tuvo que detenerse en Thunder Bay, Ontario, cuatro meses y más de 5000 kilómetros después de haber iniciado su proyecto, ya que el cáncer había invadido sus pulmones.

Menos de un mes después Terry Fox murió, pero su legado sigue vivo aun en nuestros días: desde 1981 la «carrera Terry Fox» se celebra anualmente en más de 60 países y está considerada como la mayor carrera de un día destinada a la recaudación de fondos para la investigación del cáncer en todo el mundo.

Por notiarepa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *